Cupcakes

 

Un cupcake (literalmente pastel de taza), también conocida como fairy cake o patty cake, es una pequeña tarta para una persona. Es una receta de origen estadounidense, e incluye añadidos como glaseados y virutas.

Este dulce surge en el siglo XIX, solían hacerse en tazones, cazuelas de barro o ramequines, siendo este el significado de su nombre en inglés (cup y cake). Un ramekín o ramequín es un pequeño recipiente de bordes altos y rectos, usado generalmente para hornear porciones individuales de varias recetas. Los ramequines se llevan a la mesa y se come directamente en ellos, sin necesidad de verter su contenido a un plato.

Actualmente los cupcakes suelen hornearse en capsulas como las usadas para las magdalenas.

También existe otro origen para el nombre de los cupcakes, derivado de la forma de medir los ingredientes empleados para su elaboración.

La receta base de un cupcake es similar a la de cualquier otra tarta: mantequilla, azúcar, huevos y harina. La mayoría de recetas para tartas pueden servir, y debido a su reducido tamaño se realizan más rápido que una tarta común. Servido como un postre, es frecuente en la cocina estadounidense en celebraciones de cumpleaños y fiestas infantiles.