Tartas Las Marías

 

Esta tarta no es, sino un homenaje a María y Ana, mis tías, que endulzaron en Ubrique las celebraciones de varias generaciones. Entre ellas la mía.

Estos días alguien me decía que cuando crecemos vamos reteniendo recuerdos, recuerdos que se pronuncian notablemente cuando estos provienen de olores y aún más de sabores.

Intento humildemente con estas tartas hacer revivir a mucha gente los buenos momentos que ya no están, que se fueron, pero que ahora, a bocaditos, podemos recuperar.

Y para quienes no tuvieron tal fortuna, nunca es tarde para saborear un bizcocho suave bien emborrachado, relleno de dos diferentes cremas y cubierto por un merengue como el de antes coloreado a mano.